Reposando 

Llegamos a un río donde hay como una piscina natural, hace un frío tremendo pero no puedo dejar de meterme… lo siento como un bautismo en la Naturaleza de ese sitio.
Me tiro y empiezo a nadar hacia lo que vislumbro como una cascada, pero todo esta repleto de piedras, y con una patada emboco una, me desvanezco de dolor, la pierna me queda dura, pero no puedo dejar de nadar, y menos salir porque estoy en el medio de todo y debo llegar.
Ya en la orilla veo q donde me lastime sale sangre… pero ta…
….
Estoy en casa, suena el timbre, me apuro tontamente por ir a abrir, estoy en alpargatas y patino, se me viene encima un espejo, lo atajo pero a costa de caer de coxis… quedo inmovilizada, sintiendo que perdí todo movimiento con las piernas.. se me caen las lágrimas de dolor … y de susto.
Pasan los dias, la herida se me infecta y me hace sentir las palpitaciones del corazón en lo que se transformó en un bulto rojo… porque nunca me la limpie… Encaro su tratamiento con “hierbas suecas”…
El golpe empieza a pasarme factura, me duele sentarme, me duele pararme, me duele acostarme… pero no quiero ir al medico… solo se que necesito moverme poco.
Necesariamente tuve que bajar las revoluciones de mis movimientos, y hacer solo lo imprescindible… y me hizo fenomenal.
Y me recordó cuan privilegiada soy de tener todo mi cuerpo funcionando… y que las caídas suelen venir muy bien para enseñarnos a encarar atravesarlas y observar las causas de las mismas.
Anuncios
Publicado en Dibujos Nuevos | Deja un comentario

El Tilo de mi Vecina

Por Noviembre, desde mi ventana la Naturaleza me regala un paisaje espectacular.

Por Diciembre, desde mi ventana la Naturaleza me regala un olor exquisito.

Por Enero, desde mi ventana la Naturaleza me regala una melodía delicada.

Si… es la presencia del tilo de mi vecina… que tiene una estampa descomunal y me cuida desde el afuera y me mima desde el dentro con su existencia majestuosa.

 

Publicado en Dibujos Nuevos | Deja un comentario