El arazá

araza

Hace más de tres años un brujo hechicero me regaló con todo su amor un arazá…

Poco sabia yo de ese brujo hechicero, de cierto tipo de amores y menos aun de lo que era la “planta” me regalaba.

Lo trasplanté a mi jardín… pero al pasar del año debí mudarme.

No quise fuera el jardinero quien pasara mi arazá a una maceta, lo quise hacer yo… por eso a pesar de que lejos estaba la magia en mi vida por aquellos tiempos… consulté al brujo hechicero sobre cómo tenía que hacerlo… y en parte, solo en parte, hice lo que él me indicó.

Pasaron los años, pasaron los veranos… y mi arazá nunca más dio frutos.

Pero yo no sabía que los arazá eran extremadamente sensibles, mucho menos que estaba conectado conmigo, que seguramente ese brujo hechicero hizo un conjuro con el… y que curiosamente -tal cual yo- mi arazá necesitaba paz para florecer.

Mi año pasado fue un año de maravillosa conexión interior… Hoy de mañana cuando salí al jardín, vi unos frutos amarillos en su momento sublime… y me los acabo de comer… saboreándolos con una precisión especial… por su mágica relación con mi existencia… y como agradecimiento a la vida y a la magia que hay detrás.

 

Anuncios

Acerca de dibujandoconelalma

Este es mi espacio, no obligo a nadie a que me lea, simplemente soy una buscadora, y en esa búsqueda continua tengo necesidad de escribir y compartir mis experiencias e inquietudes con quien las quiera leer, apreciar y disfrutar.
Esta entrada fue publicada en Dibujos Nuevos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s