Vivir sin timbre

timbre

Lo común, lo normal, es tener un timbre en la puerta.

Quien venga te avise de esa forma que llegó y tu vayas y le abras.

Pero hace seis meses que vivo sin timbre.

No me morí por ello … digamos que “sobreviví a vivir sin timbre”.

Mi perro ladró, mis oídos se agudizaron, las palmas de las personas sonaron y así se dio.

Pero en cierto momento me cansé de vivir sin timbre …

Y si alguien vino y no lo escuche? Y si lo conocía Aquiles y por ende no le ladró? Abre perdido una visita sorpresiva que me hubiera dejado feliz?

Pero … como hacía para retomar el hábito del estruendoso ruido de los timbres a mi existencia hogareña?

Y bueno … todo tiene solución y en una feria de antigüedades aparecen cosas bastante insólitas que solo basta saber valorarlas.

Y desde hoy tengo instalado mi nuevo “timbre” … que viene con historia incluida.

Anuncios

Acerca de dibujandoconelalma

Este es mi espacio, no obligo a nadie a que me lea, simplemente soy una buscadora, y en esa búsqueda continua tengo necesidad de escribir y compartir mis experiencias e inquietudes con quien las quiera leer, apreciar y disfrutar.
Esta entrada fue publicada en Dibujos Nuevos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s