Taquicardia

Sin esperarlo … una mañana, en un abrir y cerrar de ojos, haces un movimiento normal, y lees algo que te deja sin aliento, que te genera mil revoluciones en el corazón, y que no te permite reaccionar de forma corriente…

Y lejos de quedarte pensando, porque tu día es un día de colapso de cosas, seguís tu día como si el corazón no se te hubiera detenido… pero te das cuenta que tenes una energía mayor a la común… y una sonrisa se te dibuja más fácil desde tus labios.

Y te llega la tardecita, y vas de regreso a tu casa, y decides cruzar la calle, porque te olvidas de donde dejaste tu auto estacionado (porque en realidad no deberías de haberla cruzado, sino continuar por la acera en donde estabas), y en un acto reflejo miras a quien te da paso … miras … y te quedas sin palabras, porque la casualidad es tan grande que apenas te dan los pies para llegar al otro lado de la acera.

Te metes en la cama y te preguntas… que significó eso?

Y solo preguntándotelo, te viene nuevamente taquicardia… y simplemente solo sos consciente de que sentís a tu corazón bombear más rápido… y no tenes dominio de ese ritmo… , es más, de esa acción es lo único sobre lo cual tenes certeza.

Acerca de dibujandoconelalma

Este es mi espacio, no obligo a nadie a que me lea, simplemente soy una buscadora, y en esa búsqueda continua tengo necesidad de escribir y compartir mis experiencias e inquietudes con quien las quiera leer, apreciar y disfrutar.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s